Semana Santa

Fiesta de gran participación social, ya que son numerosas las mayordomías, cofradías y hermandades que existen en la localidad.

Las procesiones cuenta con una gran solemnidad, en las que procesionan tallas muy queridas por la población malpartideña.

El Domingo de Ramos, después de la celebración de la Eucaristía y Bendición de Ramos, comienza un 'Petitorio del Señor' por las calles de Malpartida. Costumbre muy antigua que aún se realiza, y en la que participan gran número de personas. Dicho acto está organizado por la denominada 'Comisión del Señor', grupo de personas que se ocupan de realizar el 'Monumento al Señor', capilla donde descansará el Cuerpo de Cristo durante la celebración de su Crucifixión y Muerte.

Procesión del Alba

Procesión del Alba
Para ampliar la imagen haga clic sobre ella

El Domingo por la mañana, se representa 'El Encuentro' de 'Nuestro Señor Resucitado' y 'La Virgen del Rosario'. Un encuentro que se hace desde tiempo ancestral en la Calle Parras, lugar donde la Virgen es despojada por el alcalde de su velo negro. El pueblo de Malpartida rompe en aplausos junto con un estruendo de tiros que celebran 'La Resurrección del Señor'.

Una vez finalizada las celebraciones religiosas, a la Plaza Mayor llegan numerosas personas. El Domingo de Pascua o de Resurrección es para los malpartideños uno de los días más alegres y festivos del año.

Procesión del Jueves Santo

Procesión del Jueves Santo
Para ampliar la imagen haga clic sobre ella

El Jueves Santo se celebra una de las procesiones más solemnes y bellas de la localidad. Procesionan 'Cristo Amarrado a la Columna', 'Nuestro Padre Jesús Nazareno' y 'La Virgen de la Soledad'. En la madrugada del Jueves al Viernes Santo, el 'Cristo de los Guardadores' y 'Nuestra Señora de las Angustias' recorren silenciosas calles de la localidad, convirtiéndose en uno de los actos de mayor recogimiento y respeto de la Semana Santa malpartideña. El amancer sorprende a la Virgen y al Cristo en el entorno de la ermita de San Antonio, lugar donde se siente un sobrecogimiento especial.

El Viernes Santo tiene lugar la celebración de la 'Desenclavación', acto recuperado en los años ochenta, y que cuenta con gran valor histórico-religioso. 'Los Guardadores del Señor' se ocupan de desenclavar a 'Jesús Crucificado' mostrárselo a la Virgen de la Soledad, y depositarlo en su trono para ser enterrado. A continuación, 'El Entierro del Señor' recorre algunas calles de la localidad.

El Sábado de Gloria se celebra la Resurrección del Señor, una celebración eucarística, donde el fuego y la luz simbolizan que 'Cristo ha resucitado'.

Desenclavación del Viernes Santo

Desenclavación del Viernes Santo
Para ampliar la imagen haga clic sobre ella
SUBIR